Créditos Privados

Los créditos privados son un producto de emergencia utilizado para problemas de liquidez. No son por tanto préstamos empleados para la adquisición de bienes inmuebles ni otro tipo de propiedades. Son destinados fundemantalmente para solucionar una escasez económica puntual ya que los bancos deniegan casi cualquier petición de préstamo.

Requisítos de los Créditos Privados

Los prestamistas particulares son, a través de las empresas intermediarias, los encargados de aportar el dinero. De esta forma los requisitos varían sustancialmente del resto de instituciones financieras. No es necesario por tanto, aportar nóminas ni es importante estar incluido en el fichero del ASNEF. Lo único necesario es presentar una propiedad libre de cargas como garantía de la operación.

El tipo de interés es del 20% anual y el tiempo de devolución puede extenderse hasta los 15 años. El valor del préstamo dependerá del tipo de propiedad aportada. En pocos casos este importe superará el 30% del precio de la garantía.

Infórmese de más características rellenando nuestro formulario. Le contestaremos en un corto periodo de tiempo.